FOTOGRAFÍA DE MASCOTAS- Bogotá

Una buena Razón para fotografiar a mi mascota

La fotografía en esta nueva era digital parece tomar aún más fuerza y adaptarse magistralmente, a las nuevas dinámicas de la tecnología. Esto no es de sorprender, ya que la imagen, en sus diversas presentaciones, como  el cine, la televisión, la pintura y la fotografía, se ha instalado en el mundo, para aportar a la gran variedad de campos sociales, desde el escenario del entretenimiento hasta el educativo, su poder persuasivo, dinámico, comunicador,  instructivo, hasta el punto de ser capaz de sensibilizar.

Hoy en día, la fotografía ha evolucionado con el mundo y ha madurado, de manera que su función se ha trasladado a los diversos ámbitos de la vida, de hecho, gracias a su gran accesibilidad y facilidad para capturar momentos, por medio de cualquier dispositivo, cada persona le da un uso único que depende de sus deseos y objetivos personales. Uno de estos usos, es captar momentos especiales de seres queridos, lugares, eventos trascendentales de la vida e incluso, perpetuar la imagen de nuestras amadas mascotas.

Este último tipo de fotografía podría sonar para algunos una acción exagerada o innecesaria, que no debe pasar de un simple hecho alegórico, con un cierto sentido bromista. Sin embargo, el viejo, pero sabio dicho, popularizado en esta frase: “el perro es el mejor amigo del hombre”, nos hace pensar en este animal, más allá de su condición de mascota, para considerarlo como un ser que ofrece compañía y gratos momentos, casi o mejor, que un amigo humano;

pero, ¿Por qué solo el perro? otros cuantos seguidores de los gatos, los conejos, los pescados, y algunos de los cerdos, las cabras, los gansos, las ardillas y otros cuantos más, podrían refutar lo anterior, por no incluir sus amados animales dentro de esta gran familia de mascotas, solo por pertenecer a un grupo de seres vivos atípicamente considerados como mascotas. Y es que, tal vez, el hecho de llamar a nuestro mejor amigo mascota, inmediatamente nos traslata el pensamiento a un perro, o que peor aún, a una cosa que me pertenece. Pero, no es solo el perro sinónimo de mascota, porque hay muchos otros animales que pueden ser parte de una familia, sino el hecho de apropiarse demasiado del término “mascota” hasta el punto de olvidar la naturaleza viviente del mismo animal.  Pero no hay que alarmarse por estas reflexiones, pues solo basta con recurrir a algunos investigaciones, para recordar la gran versatilidad e inteligencia animal, la cual los hace merecedores de un buen amigo humano, o viceversa; algunas, pero no todas las cualidades humanas, nos permiten ser merecedores de estos grandes amigos, los animales y como tales, podríamos pensar, que un buen amigo merece ser recordado y honrado, y qué mejor manera, que por medio de un buen registro, para la posteridad.

La nueva modalidad fotográfica, en este caso, la fotografía de mascotas, que se sale de un contexto meramente científico o educativo, debe ser tomado muy en serio, ya que como mencioné, siempre querremos de un buen amigo, o un querido miembro de la familia, una buena foto, por la cual podamos recordarlo y revivir aquellos momentos.

Pero si las siguientes razones no son suficientes, para empezar a tomar en serio la fotografía de mascotas, podríamos también pensar en la vida animal, especialmente en la de nuestras mascotas, pues estas no suelen ser muy largas; un perro, o un gato cuyas expectativas de vida, difícilmente sobrepasan los 15 años, bajo muy buenas condiciones de salud, y excelentes cuidados, por parte de sus amos, podría indicar la necesidad de registrar sus mejores momentos.

Comentarios no permitidos.